Croquetas para todos los gustos

Aunque este alimento es originario de Francia donde, por otra parte, no es demasiado habitual, se ha llegado a convertir con el paso de los años en uno de los más populares de España. Se prepara en prácticamente todas las familias, así como en todos los establecimientos y por supuesto, en nuestro restaurante en el centro de Castellón.

Diferentes tipos de croquetas

Las croquetas son muy peculiares porque cada persona las hace de una manera única y las prepara de una forma diferente. Por eso, es muy extraño que pruebes dos veces las mismas croquetas en lugares distintos. Además, es tan versátil que se puede escoger si comerla como tapa, como primer plato o como plato principal. También si hacerlo sola o acompañando a otros alimentos.

Algunos de los ingredientes que más se usan para hacer el relleno de las croquetas son el jamón serrano, el pollo, el huevo cocido, las setas o el bacalao, pero existen muchísimas opciones y algunas de lo más originales. Por ejemplo, las hay de chipirones, de morcilla, de pulpo, de queso, de garbanzos, de lentejas e incluso de frutas.

Si nunca has probado las croquetas, debes saber que se trata de una masa preparada con bechamel y con diferentes ingredientes al gusto, que se reboza en huevo y después en pan rallado, para terminar, friéndola en aceite bien caliente. Normalmente, su forma es redondeada u ovalada, pero también se pueden hacer cuadradas o triangulares, dependiendo de la imaginación que tengas y que le eches.