Curiosidades sobre el queso Provolone

El queso Provolone es un queso originario del sur de Italia que se produce en piezas con forma de pera alargada, cilíndrica o conos y suele medir entre 10 y 15 centímetros. En la actualidad, la región con mayor producción de este tipo de queso es la del norte, sobre todo Piamonte, Lombardía y Véneto. ¿Quieres saber más sobre el queso Provolone? En nuestro restaurante en la playa de Castellón podrás disfrutar de todo su sabor. ¡Acompáñanos!

Usos del queso Provolone

Este tipo de queso semiduro se deja curar durante al menos cuatro meses y su textura es firme con un sabor suave y ahumado. Existen dos variedades principales:

Provolone Dolce: es un queso de mesa semisuave, curado durante dos o tres meses.
Provolone Piccante: su curación dura entre seis y doce meses, aportándole un sabor mucho más fuerte, salado, definido y picante. Se usa principalmente para cocinar, gratinar o incluso para preparar postres.

También existen otras variedades de queso Provolone que reciben su nombre por su forma, no por su curación. El de forma cilíndrica se denomina Salamino o Pancettone, mientras que los de forma esférica son llamados Melone o Provole. Además, según su forma puede tener un peso u otro, que varía entre los 500 gramos y 1 kilo.

Al igual que todos los quesos, está elaborado a partir de cuajada y podemos incluirlo en comidas calientes como: paninis, pizzas y platos de pasta que vayan a ser horneados. Sin embargo, puedes disfrutar del queso Provolone cortado en finas rebanadas bañadas con un poco de aceite de oliva, sal, pimienta negra y finas hierbas.

Para terminar, mejor comprarlo entero, pues los que ya viene rebanados suelen ser imitaciones de este tipo de queso y no tendrán el mismo sabor. ¿A qué esperas para probarlo?